EL SAPITO Un Bicho Cachimbón: segunda parte (El Sapito, su historia nº 2) por Robert MAXIMILIAM

EL SAPITO Un Bicho Cachimbón: segunda parte (El Sapito, su historia nº 2) por Robert MAXIMILIAM

Titulo del libro: EL SAPITO Un Bicho Cachimbón: segunda parte (El Sapito, su historia nº 2)

Autor: Robert MAXIMILIAM

Número de páginas: 64 páginas

Fecha de lanzamiento: June 7, 2017

Editor: Editions Romax

Descargue o lea el libro de EL SAPITO Un Bicho Cachimbón: segunda parte (El Sapito, su historia nº 2) de Robert MAXIMILIAM en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Robert MAXIMILIAM con EL SAPITO Un Bicho Cachimbón: segunda parte (El Sapito, su historia nº 2)

En esta segunda parte, nuestro querido sapito seguía en encachuchado en un cuarto de la aduana fronteriza de los yunais, pero en la parte del norte, en Canadá.
Mientras lo investigaban para ver si lo dejaban pasar o no, el tiempo se hacía su amigo y lo invitaba a realizar continuas visitas a un pasado que lo había marcado de manera especial.
En el pulgarcito de América había quedado solo, sus únicos parientes cercanos que de alguna manera velaban por él, era sus viejitos, los abuelos maternos. Sus hermanas se habían ido en el primer vuelo hacia las tierras del tío Sam y él se había quedado con la promesa, en el aire, de irse en el segundo.
Por alguna razón, sus padres le daban largas al asunto y el bicho comenzó a tomar sus propias decisiones y una de ellas fue la de dejar la escuela por considerarla una perdida de tiempo.
La adolescencia lo agarró en esos tiempos y su temperamento comenzó a hacer de las suyas; comenzó a dar guerra a los profesores, compañeros y todo aquel que representara la autoridad.
También, en este momento de su vida, las bichas comenzaron a entrar en escena y su deseo por convertirse en un hombrecito, hecho y derecho, lo llevó a buscar su primera experiencia sexual. Claro que después de la primera, se sucedieron muchas más que traían siempre cola y ésta lo metió en varios problemas bien jodidos en dónde casi de deja el pellejo.
Igualmente, vuelve a visitar el famoso hotel del cual se había convertido en un huésped muy asiduo. El sapito se estaba dando cuenta que por alguna razón, prefería quedarse entre rejas que salir a la calle. Una especie de retrospección se estaba convirtiendo en un pequeño remolino interior que lo llevaba, sin querer, en dirección de una especie de revolución interior.